Vendimia realizada de noche, con el fin de evitar al máximo la oxidación de los polifenoles y precursores aromáticos de la uva.

 

Tras una maceración en frío de varios días se inicia la fermentación, en la cual se controla con especial cuidado en los remontados, produciendo diariamente la rotura del sombrero para extraer los taninos más finos que dan lugar a la estructura de este gran vino.

 

Tras el descube, el vino realiza la fermentación maloláctica en la barrica de roble francés y termina su afinamiento hasta los 12 meses de crianza exclusivamente en barrica de roble francés.

Ficha de cata (pdf)